Salamanca

Edificio 2

Postulantado y Noviciado

Postulantado y Noviciado

En el año de 1970, se vio la posibilidad de abrir un centro vocacional juvenil en la zona del Bajío, tierra fértil de vocaciones. El padre Scremin entonces Superior Provincial, hizo la solicitud al Obispo de León, Gto., monseñor Anselmo para que le permitiera abrir un centro vocacional en Irapuato. Ante la respuesta negativa de parte del Obispo, decidió entonces dirigirse a Salamanca, por estar cerca de Irapuato.

El padre Scremin hizo la solicitud al arzobispo de Morelia, monseñor Estanislao, el cual concedió la licencia para abrir una casa xaveriana para los fines indicados, en la ciudad de Celaya o Salamanca, según resultara más conveniente. El padre Scremin encargó la fundación al padre Alfredo Spigarolo, quien se estableció en Salamanca el 13 de Octubre de 1970 en el hotel El Bajío.
El terreno fue donado por Don Gregorio Torres, agradecido por el apoyo espiritual que el padre Alfredo estaba dando a su familia. En octubre de 1972 se comenzó la construcción de la casa y se inauguró el 26 de agosto de 1974.
En 1977 hubo un cambio en la finalidad  de la casa: desde Guadalajara se trasladaba  a Salamanca el Postulantado y, un año más tarde, en 1978, el Noviciado.
Actualmente, los jóvenes que ingresan al Postulantado, provienen de los seminarios menores de Arandas y San Juan del Rio, del centro vocacional de Torreón, y de sus casas.
Aun cuando la casa ha cambiado de finalidad, la animación misionera sigue estando presente, con las convivencias de Navidad y Pascua y los encuentros masivos con motivo de las Jornadas del día de las Misiones y de la Infancia Misionera.
Sin olvidar el apostolado que realizan los novicios y postulantes los fines de semana en diferentes colonias de la ciudad, a través de la catequesis, grupos juveniles, grupos de liturgia, visita a pobres, enfermos y personas de edad avanzada.

No hay artículos en esta categoría. Si se muestran las subcategorías en esta página, puede que contengan artículos.