Postulantado y Noviciado

Salamanca

Postulantado y Noviciado

Salamanca

Postulantado y Noviciado

Salamanca

Postulantado y Noviciado

Salamanca

Salamanca

Postulantado y Noviciado

Amado Nervo 101 Col. San Pedro 36700 Salamanca, Gto.

Postulantado y Noviciado

En el año de 1970, se vio la posibilidad de abrir un centro vocacional juvenil en la zona del Bajío, tierra fértil de vocaciones. El padre Scremin entonces Superior Provincial, hizo la solicitud al Obispo de León, Gto., monseñor Anselmo para que le permitiera abrir un centro vocacional en Irapuato. Ante la respuesta negativa de parte del Obispo, decidió entonces dirigirse a Salamanca, por estar cerca de Irapuato.

El padre Scremin hizo la solicitud al arzobispo de Morelia, monseñor Estanislao, el cual concedió la licencia para abrir una casa xaveriana para los fines indicados, en la ciudad de Celaya o Salamanca, según resultara más conveniente. El padre Scremin encargó la fundación al padre Alfredo Spigarolo, quien se estableció en Salamanca el 13 de Octubre de 1970 en el hotel El Bajío.

El terreno fue donado por Don Gregorio Torres, agradecido por el apoyo espiritual que el padre Alfredo estaba dando a su familia. En octubre de 1972 se comenzó la construcción de la casa y se inauguró el 26 de agosto de 1974.

En 1977 hubo un cambio en la finalidad de la casa: desde Guadalajara se trasladaba a Salamanca el Postulantado y, un año más tarde, en 1978, el Noviciado.

Actualmente, los jóvenes que ingresan al Postulantado, provienen de los seminarios menores de Arandas y San Juan del Rio, del centro vocacional de Torreón, y de sus casas.

Aun cuando la casa ha cambiado de finalidad, la animación misionera sigue estando presente, con las convivencias de Navidad y Pascua y los encuentros masivos con motivo de las Jornadas del día de las Misiones y de la Infancia Misionera.

Sin olvidar el apostolado que realizan los novicios y postulantes los fines de semana en diferentes colonias de la ciudad, a través de la catequesis, grupos juveniles, grupos de liturgia, visita a pobres, enfermos y personas de edad avanzada.

Presentación del Postulantado y Noviciado Xaveriano

0
0
0
s2smodern
¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo!
0
0
0
s2smodern
powered by social2s

El postulantado es la etapa donde nos preparamos para el noviciado, buscando el conocimiento de nosotros mismos, continuando nuestra formación cristiana, acercándonos más a Jesucristo y conociendo mejor a San Guido María Conforti y el audaz proyecto de la misión a la que él nos invita. Y algo muy importante: seguir aprendiendo a vivir en comunidad.

Ingresamos al postulantado jóvenes que venimos de los seminarios menores xaverianos, de los centros vocacionales o directamente de nuestras de nuestras familias.

Después del postulantado la formación xaveriana continúa con la etapa del noviciado, puede integrarse con hermanos que vienen de otros países.

Como novicios estamos llamados a profundizar nuestra vocación misionera en la familia xaveriana. Nos disponemos a seguir muy de cerca a Jesús, el Misionero del Padre, esto requiere un ambiente de recogimiento, silencio y oración.

Día con día realizamos diferentes actividades que nos ayudan a desarrollar diversas áreas de nuestra persona, como son la vida académica y cultural, la vida espiritual, las relaciones humanas y la práctica de actividades físicas y recreativas.

Además, los fines de semana realizamos apostolados en algunas comunidades de la ciudad en la que nos encontramos, apoyando grupos de catequesis, grupos juveniles misioneros, visitando enfermos en el hospital y brindando compañía a las personas de la tercera edad.

Yo espero que esta etapa me permita crecer como persona, sobretodo en el aspecto espiritual; y que me permita conocer a los demás, fomentando el espíritu de familia que caracteriza a la Congregación  Xaveriana.

Las etapas del postulantado y noviciado incluyen un período de misión en una de nuestras comunidades de primera evangelización, donde experimentamos el carisma misionero xaveriano.

Concluimos este período con la primera profesión religiosa de los consejos evangélicos: pobreza, castidad, obediencia y el de consagrar nuestra vida a la misión.

Es un primer momento de consagración que continúa con la etapa de estudios de la filosofía o teología, con la esperanza de compartir un día la buena noticia del Reino de Dios.

Si estás inquieto por compartir con los demás la alegría de Jesús, ¡Ven! Únete con nosotros y vive la pasión por la misión:

 “Hacer del mundo una sola familia”.

Una producción MissioNET - http://missionet.org

Idea y realización: comunidad del Postulantado y Noviciado de Salamanca, Gto. 2018-2019

Fotografía: Kadek Suar

Montaje y efectos: Gabriel Arroyo

Música: iTunes - Voyage

Salamanca, GTO. MÉXICO

Verano 2018