Siguiendo su ejemplo

0
0
0
s2smodern
¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo!
0
0
0
s2smodern
powered by social2s

En el próximo mes de octubre se celebrará el Sínodo de los Obispos, que tiene como tema: “Jóvenes, fe y discernimiento vocacional”. El centro de atención de la Iglesia estará orientada hacia la juventud y sus inquietudes, el saber qué piensa el joven, qué le llama la atención, cuáles son sus intereses, sus gustos, sus compromisos, para poder acompañarlos.

Es necesario que los jóvenes se den cuenta de que no están solos en el camino del discernimiento, hay muchos niños, adolescentes, jóvenes y adultos que actualmente son beatos o santos, y su ejemplo nos puede ayudar a confiar en Dios y dar una respuesta a su llamado. Mencionaré algunas frases de algunos de ellos, que nos hacen pensar y valorar nuestra vida orientándola hacia Dios:

  •  Si no quieres sufrir no ames. ¿Pero si no amas para que quieres vivir? (San Agustín).
  •  Un cristiano fiel, iluminado por los rayos de la gracia al igual que un cristal, deberá iluminar a los demás con sus palabras y acciones, con la luz del buen ejemplo (San Antonio de Padua).
  •  La verdadera enseñanza que transmitimos es lo que vivimos; y somos buenos predicadores cuando ponemos en práctica lo que decimos (San Francisco de Asís).
  •  Quien busca a Jesús por María, asegura la paz y la serenidad de su alma (San Benito Abad).
  •  Trabaja en algo para que el diablo te encuentre siempre ocupado (San Jerónimo).
  •  Quien evita la tentación evita el pecado (San Ignacio de Loyola).
  •  Voy a pasar mi cielo haciendo el bien en la tierra (Santa Teresita).
  •  Cuando pidas perdón por ti, es bueno que también te recuerdes en ese momento de perdonar a los demás (San Ambrosio).
  •  La gracia va acompañada de la cruz (Santa Rosa de Lima).
  •  Mi secreto es simple… yo rezo. Empecemos sin misterio, sin oración no hay santidad. Tenemos que ser humildes y saber que sin Dios nada podemos. No hay mejor forma de relacionarse con el Señor, que orando (Teresa de Calcuta).
  •  Reza, espera y no te preocupes (San Pío de Pietrelcina).
  •  La alegría del mundo es breve; la de aquellos que sirven a Dios, no tendrá fin (San Juan Bautista de la Salle).
  •  Que sea por todos conocido y amado, nuestro Señor Jesucristo (San Guido María Conforti).

El encuentro con Dios nos compromete a tal grado, que nuestra vida tiene sentido en Él, con Él y para Ël, que todo lo que se haga tenga un sentimiento de agradecimiento por haberlo encontrado. Y como fruto de la experiencia de vida en Dios, se consigue expresar con palabras lo que se está viviendo y sintiendo como las frases que hemos visto aquí arriba. Están invitados a expresar en una frase su experiencia de Dios.