Capilla S Guido M Conforti

Guadalajara

Filosofado

Guadalajara

Comunidad

Guadalajara

Filosofado

Guadalajara

Guadalajara

Filosofado San Guido Maria Conforti

Av. Juan Palomar y Arias 694 Prados Providencia 44670 Guadalajara, Jal.
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Filosofado San Guido Maria Conforti

Después de la llegada de los Xaverianos a la región de México, y de levantar con muchos esfuerzos las dos primeras casas de Mazatlán, Sin. y San Juan del Rio Qro., algunos hermanos vieron la necesidad de crear un seminario mayor.

Sin pérdida de tiempo, el P. Scremin viajó a Guadalajara para buscar un terreno, para la construcción de este nuevo centro de estudios filosóficos y teológicos. La Srta. Victoria Ladrón de Guevara donó el terreno y los trabajos de construcción comenzaron el 3 de mayo de 1971.

El 12 de septiembre de 1971 llegan los primeros cuatro alumnos que habían terminado la preparatoria en nuestro seminario de San Juan del Rio, y que antes de hacer su noviciado, cursarían el primer año de filosofía con los misioneros del Espíritu Santo: Jesús Romero, Arturo Peguero, Ramón Caracheo y Manuel Fernández.

El 21 de agosto de 1972 llegaron de San Juan del Rio los padres Lino Sgarbossa y Enzo Cipriani con 22 alumnos, seis que habían terminado la preparatoria y que tenían que iniciar su noviciado y 16 que cursarían el último año de preparatoria en el colegio Fray Pedro de Gante.

En la actualidad, solamente viven los estudiantes de Filosofía, algunos de los cuales se encargan de la animación misionera, dirigen círculos vocacionales, montan exposiciones misioneras, asisten a los colegios para realizar propaganda misionera y atienden a grupos juveniles. Otros, en las colonias de la periferia de la ciudad, realizan grupos de preparación bíblica, litúrgica y catequesis para diferentes edades.

Sin olvidar mencionar que cada sábado nuestra casa se convierte en un centro de catequesis, donde se prepara a niños y a jóvenes para que reciban la Primera Comunión y la Confirmación.

A lo largo de los años, esta casa ha sido sede de varios eventos importantes para nuestra Región de México, desde Capítulos provinciales, hasta las primeras ordenaciones sacerdotales de xaverianos mexicanos. Entre las actividades importantes que se realizan durante el año, está la tradicional kermes, y el nacimiento misionero.

Durante algún tiempo está casa albergó al “Centro Xavier”, la Casa Provincial, y la Casa de Filosofía y Teología.

Al final, sólo una sonrisa (Parte 1)

0
0
0
s2smodern
¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo!
0
0
0
s2smodern
powered by social2s

Hace aproximádamente cinco meses nuestra familia Xaveriana sufrió la pérdida de un gran hermano y sacerdote el Padre Ángel Pisanu. No daré datos biográficos o fechas exactas de su vida, hablaré más bien de la experiencia que pocos meses que me tocó convivir con él.

Mi primer encuentro con el P. Ángel fue durante la Asamblea de Navidad del 2016 en la casa xaveriana de Guadalajara. Él no sobresalía entre la multitud de padres que estaban en la casa, pues su presencia era muy sencilla y discreta.

El último día, antes de regresar al noviciado, le pregunté a uno de los filósofos con quién me podría confesar, deseaba tener un momento de reconciliación y de acción de gracias por el año que se acercaba a su fin y quería expresar esto con alguno de mis hermanos sacerdotes, su respuesta fue rápida y determinada: “Ve con el P. Ángel, él sabrá escucharte y te dará un buen consejo”.

Decidí seguir el consejo de este hermano, aunque en un principio dudaba, ya que no lo conocía y me dejé llevar por la primera impresión que tuve de él, sea como fuere llegué a su cuarto y toqué la puerta.

-“Compadre pase usted” fue lo primero que me dijo al abrir su puerta, “siéntese y dígame como se llama usted”

-“Soy Toño, y quisiera confesarme, claro, si no hay problema”

-“No hombre, a ver comencemos, Ave María Purísima…”

Después de un momento de mea culpa y de escucharme, me dijo etas palabras:

-“Compa, le voy a decir un secreto, mande todas esas dudas a la fregada, todo eso y también al tentador y viva, viva acompañado de sus hermanos, de nuestro Señor Jesucristo y de nuestra Madre María, haga su oración y verá como vamos caminado… y mucha confianza en la misericordia de Dios que es gratis”

Para ser sincero esperaba un regaño o un sermón largo, pero no, en esas palabras sencillas el me dio un secreto para caminar en esta vida, sus ojos brillaban como los de un joven pero tenían dentro de sí la experiencia de la vida.

Después del sacramento me dio un recorrido por su cuarto, lleno de libros, fotos, me presentó a su familia, sus papás ya finados y la foto de su hermana, monja carmelita, que dentro de un convento había decidido entregar su vida al amor de Dios.

Después de las despedidas, salí de su cuarto y me dijo:

-“Compa sea feliz, espero verlo pronto”

Y se despidió de mí con una sonrisa, que no olvidaré.

Después de unos meses viviría con él, pero eso es para otro momento.

Continuará ….