Artículos

Un diálogo que sorprende

Jn 11, 1-44, nos presenta la resurrección de Lázaro. En este relato existe todo un mundo de personajes que dialoga con Jesús antes de que Él realice el milagro, Marta y María, los discípulos de Jesús, los judíos y lo más sorprendente, la presencia de Dios Padre que resalta la finalidad de tal acontecimiento: “Esta enfermedad no terminará en muerte, sino que es para gloria de Dios, y el Hijo del Hombre será glorificado por ella” (Jn, 11, 4).

Continuar leyendo

Diálogo con quien es diferente

Los autores del primer libro de la Biblia (Génesis), nos muestran que Dios quiso crear al ser humano «a su imagen y semejanza» (Gn 1,26), que hay igualdad entre el hombre y la mujer al poner en boca del adam (hombre) esta expresión: «Esta sí que es hueso de mis huesos y carne de mi carne» (Gn 2,23). San Pablo comprendió muy bien este pensamiento teológico y nos lo transmitió de esta manera: «Todos son hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús. En efecto, todos los bautizados en Cristo se han revestido de Cristo: ya no hay judío ni griego; ni esclavo ni libre; ni hombre ni mujer, ya que todos ustedes son uno en Cristo Jesús.» (Gal 3,26-28). Si tal es la voluntad del Creador, ¿por qué existen las diferencias?

Continuar leyendo

Una espiritualidad sobria y profunda

Tanto las virtudes humanas como la preparación cultural no bastan al misionero porque su acción se coloca en el plano de la fe. El misionero necesita una sólida espiritualidad que le ofrezca la posibilidad de enfrentar los retos, dificultades y sorpresas propias de la misión. Por lo tanto, el Fundador pide a los que se preparan a la vida misionera, “un espíritu de fe y una vida espiritual que les permita crecer interiormente en el ejercicio mismo de su mismo ministerio”, el misionero, por lo tanto, “debe cuidar su propia santificación para poder procurar mejor la de los demás”.

Por consiguiente, insiste sobre la fidelidad a unos momentos indispensables de oración formal descritos ampliamente en la Carta Testamento número ocho: “No dejemos nunca la meditación diaria, la lectura espiritual, la visita al Santísimo, la confesión, a ser posible semanal; el rezo del rosario, el examen de conciencia general y particular, los Ejercicios Espirituales cada año y el retiro mensual o por lo menos la oración de la preparación para una buena muerte. Y Jesús Sacramentado, por el que somos sacerdotes y apóstoles, sea siempre el centro de nuestros pensamientos y de nuestros afectos. Es al pie del Sagrario donde cada día hemos de templar nuestras energías para nuevas fatigas”.

Continuar leyendo

Viviendo la Misión

1¿Te podrías presentar brevemente?

Me llamo Francisco Javier Beltrán Aceves, nací en la ciudad de Arandas, Jal., el 11 de noviembre de 1986. Mis papás son: Martín Beltrán y María del Refugio Aceves.

2¿Podrías contarnos cómo nació tu vocación?

Mi vocación nació a temprana edad durante mi último año de primaria. Durante ese año acudía frecuentemente a los encuentros vocacionales en el seminario menor de los Misioneros Xaverianos en Arandas. Durante el preseminario escuché historias de misioneros, las cuales me motivaron a entrar al seminario.

Continuar leyendo

La escuela en la aldea global

Xavi y Teresita les gusta estudiar. Cuando en casa sus papás les cuentan cómo eran las escuelas de antes, quedan muy sorprendidos. Particularmente el abuelo de Xavi les comenta que, en su pueblito, el maestro tenía pocos materiales didácticos para enseñar, pero abundaba en atención y dedicación, por lo que era muy querido por sus alumnos.

Los dos amigos se han puesto a discutir cuáles son las ventajas y desventajas de la vida escolar de niños y jóvenes en nuestra aldea global.

Continuar leyendo

La paz, el santo grial de nuestro tiempo

A partir de las tensiones ocasionadas por parte del presidente Donald Trump y el líder norcoreano Kim Jong-un. El obispo John Chrysostom kwon Hyeok-ju, de la ciudad surcoreana Andong, muestra su profunda preocupación de la catástrofe que podría desatarse si se llegase a una guerra de acento nuclear. Así mismo los Obispos surcoreanos mantienen una expectativa tensa ya que los débiles y los inocentes acarrean las consecuencias de líderes que no piensan más en que en sí mismos y en su egocentrismo bajo el estandarte de la ciudadanía.

Además, el tono de la violencia bélica que se ha suscita- do a raíz de las declaraciones de varios líderes internacionales, que han colocado el trabajo de la construcción de la paz y de la justicia como un trabajo que puede ser destruido con una simple declaración de guerra. Tanto trabajo le ha costado al hombre reconciliarse de violencias pasadas que han dejado huellas profundas en las familias que han vivido esas circunstancias y aún el hombre no alcanza a entender que la violencia no resuelve absolutamente nada.

Continuar leyendo

Catequista de heroica fe

En 1885, en la población de Bokendela (Boangi), en la actual República Democrática del Congo nació Isidoro Bakanja. Su padre Iyonzwa y su madre Inyuka no eran cristianos. En la época en que nació Bakanja, comenzaron a llegar los misioneros, pero también diversos explotadores que lo único que les interesaba era la acumulación de riquezas obtenidas especialmente a través del comercio del caucho y del marfil.

Siendo joven, Bakanja, va a la población de Mbandaka donde es contratado como albañil. Allí conoce los monjes de la Trapa (cistercienses) en la misión de Bolokwa-Nsimba. Impresionado por la hospitalidad y la dedicación de los misioneros para con los pobres y los enfermos, pide ser bautizado. Recibe el Bautismo en la parroquia de san Eugenio, en Bolo- kwa-Nsimba, el 6 de mayo de 1906, con el nombre de Isidoro y es investido con el escapulario del Carmen.

Continuar leyendo

Caminando entre el temor y la esperanza

Hemos llegado a un punto maravilloso del desarrollo humano, los medios de comunicación y de transporte nos han puesto en un ambiente cargado de recursos e instrumentos que, en un pasado no tan remoto, en ocasiones tan solo unas décadas, parecían ser fantasía o un idealismo. Viajeros que se desplazan por extensas carreteras o complejos nodos viales, así como ciudadanos a pie o en bicicleta, usando transporte público o medios privados se trasladan usando tecnologías satelitales que les ayudan a recorrer distancias, seguros de llegar a su destino.

Nunca antes fue tan fácil y accesible encontrar el camino a un destino particular, sin embargo, nunca como antes parece tan complejo encontrar nuestro camino vocacional. Y es que las opciones a elegir parecen haberse multiplicado, haciendo más difícil una elección.

Continuar leyendo

Un Si más consciente

El pasado 2 de noviembre de 2017, todos los co-hermanos de votos temporales de la región de México vivieron intensamente el acontecimiento de la renovación de los votos religiosos. ¿Cómo entender lo qué es la renovación de los votos? Sin duda alguna, debe ser una realidad que compromete. Sin embargo, trataremos de puntualizar unas convicciones a fin de poder compartir con todos los hijos de Dios que nos lean, lo que entendemos con la renovación de los votos.

De entrada, hay que enfatizar el hecho de que, con la renovación de los votos, el profeso temporal, acepta libremente volver al amor primero, para recordar lo que en el pasado, le movió el corazón. La cita bíblica que se encuentra en el libro de Oseas, manifiesta muy bien esta experiencia de recuerdo del primer encuentro con Dios Padre, que se puede calificar de amoroso: “por eso yo voy a seducirla; la llevaré al desierto y hablaré a su corazón. (…) Y ella responderá allí como en los días de su juventud” (Os 2,16-17). Tal es la experiencia concreta y sublime que vivieron los hermanos de votos temporales de la región de México, con la celebración de la renovación.

Continuar leyendo

¿Y ahora qué?

A un albañil que estaba a punto de jubilarse, su patrón le pidió que si podría dirigir la construcción de una última casa como un favor personal. El albañil accedió de mala gana, pues deseaba pasar más tiempo con su familia y dedicarse a hacer las cosas que siempre le hubiera gustado hacer. Comenzó la construcción de la casa, e inmediata- mente uno se daba cuenta de que el albañil no le estaba echando ganas, pues aparte de que se estaba tardando más de lo normal, ponía materiales de mala calidad, y no exigía a sus compañeros que hicieran un buen trabajo.

Estamos en unos meses en que la vida de muchos cambiará de rumbo. Hay quienes comenzarán a ir a la escuela, buscarán por primera vez un trabajo, vivirán en una nueva comunidad, o tendrán que decidir qué carrera van a estudiar…

Si bien es verdad, que en ciertos momentos no hay que pensarle mucho, por- que la vida misma nos presenta la siguiente etapa a seguir, sin embargo, hay otros momentos en los cuales vivimos cierta incertidumbre por no saber qué rumbo tomar y surge espontáneamente la pregunta: ¿y ahora qué?

Responder a esta pregunta no siempre es fácil, sobre todo si no partimos de la realidad que estamos viviendo, porque el camino de la vida implica asumir con libertad mi realidad y mi circunstancia, ya que las personas que han logrado hacer algo en la vida, asumieron su realidad y su libertad en medio de lo que sus circunstancias los posibilitaban o los limitaban.

Pues siempre existe la tentación de tomar esas decisiones uno mismo, sin pedir consejo a otros, ni mucho menos ponernos a la escucha de Dios. Ya que cuando nos acercamos a Dios a veces lo que pretendemos es que Él nos escuche, y si no tenemos nada que deseemos decirle o pedirle, entonces no lo buscamos. Tal vez una de las razones por las cuales no buscamos a Dios en esos momentos, es porque responder a su llamada, es siempre un desafío, el seguirlo no es fácil, incluye renunciar a muchas cosas o decir no a nuestros proyectos personales.

Pero cuando no nos acercamos a Dios para tomar las decisiones importantes, corremos el riesgo de construir nuestra vida de manera irresponsable, de no utilizar aquellas virtudes humanas indispensables que elevan la calidad de las relaciones interpersonales como: la serenidad, la cortesía, la lealtad, la alegría, la constancia, la capacidad de diálogo, y la fortaleza para enfrentar alegremente las fatigas y dificultades, y que nos dan la posibilidad ser felices.

Este tiempo de fin de curso, es una buena oportunidad para reflexionar en todas aquellas circunstancias de nuestra vida en las que sentimos la presencia de Dios, y nos iluminó para poder elegir lo que había en nuestro corazón.

Al fin se terminó la construcción, y cuando el albañil le entregó las llaves de la casa recién construida, para su asombro, el patrón se las devolvió inmediatamente, pues había pensado regalársela como una muestra de aprecio y agradecimiento por haber construido tan bonitas casas en su vida, menos una, donde a partir de ese momento iban a vivir él y su familia.